Facebook Twitter Google +1     Admin

La princesa Lola




En un país muy lejano donde habitaban las hadas y los duendes, vivía una princesita muy pequeña, se llamaba Lola, era inquieta y despierta, de pelo rubio y preciosos ojos verdes, muy  presumida, le encantaba mirarse en el espejo y bailar...y comer calcetines de colores...

Un día, la princesa Lola, y su caballero Ose de la orden del Coco Azul  se toparon con un troll verde que se comía los zapatos de sus amiguitos de guardería, y eso no les gustaba nada de nada. Así que los dos fueron a visitar a la lavadora mágica para que les diera la solución, ésta les contestó que el troll no era malo sólo que no tenía zapatitos...

Ellos pensaron, y pensaron cómo hacer para que el troll verde, llamado Pitu no anduviese descalzo...

-Lola, vamos a la duende Avía?- Dijo Jose, muy convencido... 

-Ose, chiiii, la duende Avía nos dirá donde encontrar..

La duende Avía les habló de una Abu mágica con una varita muy potente capaz de crear zapatos, pero no cualquiera sino unos especiales para que el Troll verde fuera bueno...

Abu les dió unos zapatos tan especiales que consiguieron lo que el troll esperaba, eran zapatos bailarines, así que al final, Pitu bailó para ellos en el segundo cumpleaños de la princesita...

Y colorín colorado este cuento se ha acabado!

 

10/07/2007 09:17 lascenizasdeangela #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



Autor: Mary Carmen

Me hubiera gustado hacerlo más largo pero bueno, la princesita seguro que lo entiende;) qué mayorr!! dos añitos!!, espero que le guste pelitos, Un besito para la niña más linda!

Fecha: 10/07/2007 09:21.


Autor: Avía de todos los Duendes

Con cuentos tan bonitos como éste es imposible que se asuste de comedoras de niños crudos. Muchas asiasss,de su parte, y gracias, muchas gracias, de la mía(aunque no sé cómo tomarme lo duende. Espero que sea una duende mu' alta, mu' alta, que ya puestos a imaginar...al menos en la ficción que gane unos centrímetrosss). Bueno que le ha encantado, ha sido un precioso detalle. Ahora se ha ido con la Abu mágica al parque encantado para reunirse con Álex-el enano albino- y el bruto Thomas (no sé si dejarán alguna rata voladora viva, pero bueno le servirá pa' desfogarse un poco).Cuídese.
Un cordial saludo.

Fecha: 10/07/2007 10:44.


gravatar.comAutor: pez

Entonces esa es la explicación a porque desaparecen los calcetines en la lavadora.

Por cierto Lola podrias comerte el par y no uno que se encuentra muy solo al que no lo saboreas.

Fecha: 10/07/2007 10:56.


gravatar.comAutor: Chasky

Solo falta el fueron felices y comieron perdices. De todas formas a mi no sé qué me pasa últimamente que me gustan más los felices tristes o chungos que los que acaban bien.

Fecha: 10/07/2007 19:47.


gravatar.comAutor: isabelbarcelo

¿Valdrá también para los trolls de los blogs? Besos, querida amiga.

Fecha: 10/07/2007 22:50.


gravatar.comAutor: Basileia

Si esque al final los trolls por muy verdes o feos que sean no son tan malos, solo un poco incomprendidos.

Felicidades a la princesita.

Besotes.

Fecha: 11/07/2007 10:12.


gravatar.comAutor: la voz

siempre que me finalizaban un cuento con colorin colorado, preguntaba: Qué sigue despues?
Despues inventaron las segundas partes y me desilusione muchas veces. Asi que me quedo con tu cuento para usarlo en situaciones emergentes.
Por ahi alguien dijo una verdad muy grande, y me pregunto:
será posible que esos seres que comen calcetines vivan en las lavadoras??

Fecha: 12/07/2007 00:34.


gravatar.comAutor: vitore

Me gustaría ver los ojitos de la peque Lola al escuchar lo de los zapatitos que hacen bailar al troll...

Fecha: 15/07/2007 12:57.


gravatar.comAutor: lola

Pez, he hablado con Lola y que dijo, que el otro, se le perdíó jugando con unas ranas verdes, pero si tú lo tienes o lo encuentras...ella no quiere que se encuentre solito.

Fecha: 17/07/2007 21:55.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris